sábado, 11 de mayo de 2013

Crónica del Gesto Diocesano



Son las 19’14 y Trini nos da la bienvenida al V Gesto Diocesano contra la Crisis. Con el salón de actos de la Casa de la Iglesia lleno el ambiente es inmejorable para compartir esta iniciativa solidaria. Javier nos pone en rumbo del significado de este evento: una acción de crítica ante la situación actual vivido con sentimiento de esperanza y de oportunidad para crecer y unir corazones. Tras repasar los lemas de las ediciones anteriores, llegamos al actual: “Primero, los últimos”. Destaca sobre todo dos ideas: el ideal de igualdad divina y la convicción de que hoy otro mundo es posible desde los últimos. Las respuestas que estamos dando para salir de la crisis están dejando a gente al borde de los caminos, por lo que se ve necesario recordarlos y ponerlos en medio con este Gesto.



El recorrido del gesto de este año comenzó recogiendo los rostros de la crisis. Rostros que todos conocemos y con los que compartimos nuestra vida que se han visto afectados por la situación en que estamos inmersos. Unos cuestionarios enviados a diversos grupos y movimientos ayudaron a reflexionar sobre las propuestas individuales que llevamos a cabo para ayudar los necesitados. En marzo, una vigilia oración nos hizo poner ante Dios a los afectados. Hoy, haciéndonos conscientes de la realidad de crisis, concluiremos con un compromiso a nivel diocesano con los últimos, los olvidados, los afectados.

Comenzamos con unos vídeos que derrochan inocencia: los chavales de primaria del colegio Santo Domingo de Silos nos hablan de cómo ven ellos la crisis, cómo la afrontan y cómo la entienden. Sus “lágrimas de colores” nos cuentan situaciones conocidas por ellos que merecen una solución: desahucios, dificultades a la hora de pagar las deudas, familias sin recursos, paro… Realidades que también ellos sufren y que desde sus posibilidades ayudan a remediar. Algunas perlas de estos niños: “primero, la felicidad; el dinero no lo es todo” y “si haces el bien en tu corazón te sentirás mejor”. Relatos de injusticias que en la voz de un niño suenan aún más absurdas y aberrantes. Con la esperanza de que otro mundo es posible, seguimos compartiendo.

Javier nos anuncia que entramos en el momento fuerte de la tarde. Cuatro testimonios, cuatro rostros concretos, cuatro personas nos van a contar sus situaciones. La primera protagonista es Emili, senegalesa de 32 años, casada y con dos hijos. Su familia fue desahuciada y llevan ya tiempo en el paro. Pese a las dificultades, no se rinden. Cuando pudieron, ayudaron a gente que, como ellos, venían a buscar nuevas oportunidades. Ahora que sufren penurias miran al futuro con esperanza y la confianza de que se puede salir. Emili nos cuenta su historia, desde que vino con su madre a España, se trasladó a Zaragoza hace 12 años, compraron una vivienda y cómo “nunca hubo ningún problema”. En 2009 su marido se quedó sin trabajo. Sin posibilidad de encontrar nuevo trabajo y sin capacidad de encontrar una solución para su hipoteca, se vieron obligados a realizar venta ambulante para salir adelante. Tras mucho tiempo sin una solución, les embargaron el piso y les dejaron una deuda de más de 400.000€. Ahora se ven en la misma situación pues, aunque pese a la ayuda de amigos han podido entrar en un nuevo piso, ya llevan dos meses sin pagar. Emili sufre insomnio y eso está afectando a su embarazo. Tiene problemas de tensión y si sigue así…

Con la voz entrecortada cuenta cómo una vecina suya, colaboradora de Cáritas, le está ayudando a salir adelante. El apoyo y el cariño recibido por esta persona y su marido es lo que le hace seguir caminando. Ve muy oscuro su futuro ya que, pese a buscar, no encuentra ninguna oportunidad. Siempre ha pensado en sus hijos, en ofrecerles unos estudios, un futuro mejor, pero… No puede seguir. Trini le agradece su esfuerzo, su generosidad al compartir su historia. Con palabras de cariño y apoyo le pregunta qué es lo que nosotros podríamos hacer, con qué nos debemos quedar esta tarde. Ella lo único que quiere es encontrar trabajo, ganarse la vida, esforzarse… Las ayudas no duran. Lo que quiere es llegar a casa y ofrecerles a sus hijos el fruto del esfuerzo suyo y de su marido.

Unos momentos de reflexión acompañados de la presentación en diapositivas de más situaciones de la crisis dan paso al siguiente testimonio. Mariajosé, de 44 años, con una hija y una nieta, se vio obligada a abandonar su piso de alquiler y volver a casa de su madre. Ahí viven las cuatro, con la pensión de viudedad de su madre y con un bebé del que cuidar. En esta ocasión el testimonio es a través de un vídeo. No encuentra trabajo y con lo poco que tienen van tirando. A la dificultad económica se suma la frustración y la ansiedad de no ver una salida a esta situación y sufrir para salir adelante. Reclama una mayor atención hacia los trabajadores, que se mire por el que sufre.

Un nuevo intermedio para pasar al siguiente rostro de la crisis. Alfredo, de 38 años, con tres hijos y cuatro años en paro, nos cuenta su experiencia. Antes de la crisis trabajo como fontanero, pintor… Pero desde que empezó la crisis no ha encontrado empleo. Agotó todas las ayudas que le correspondían y se ha visto obligado a pedir dinero y comida a sus padres. Nos cuenta que desde hace un tiempo participa en el Itinerario de Inserción Laboral de Cáritas. Reconoce lo mucho que le ha ayudado a nivel laboral y personal y agradece el esfuerzo de todas las personas que se preocupan por él y su futuro.



Tras otro intermedio, Trini invita a Santos a subir a la tarima para contarnos su situación. Es nicaragüense y lleva 6 años viviendo en Zaragoza. No tiene papeles pero siempre ha podido trabajar… hasta el 2011. Un año después de su llegada su pareja vino a España. Nació su hijo y su mujer se quedó sin empleo. Salieron adelante con media jornada de trabajo de Santos y, desde que su mujer se regularizó, trabaja también a media jornada. Se les hace difícil sacar adelante a su familia y pagar el colegio de su hijo. Tras tres intentos de regularizarse no lo ha logrado, con 250€ de gasto que supone cada intento. Se le saltan las lágrimas al hablar de la impotencia que siente al oír a su hijo pedirle algo que necesita y no poder dárselo. Trini le pregunta por las muletas con las que ha llegado, momento en el cual Santos cuenta cómo se enteró de que su tarjeta de la Seguridad Social había sido dada de baja. Al acudir a emergencias tras un accidente sufrido se vio obligado a firmar un compromiso de pago por la atención que fuera a recibir. Tras volver a la consulta y tener que firmar dicho compromiso de nuevo, están a la espera de que les llegue el cobro, al cual no podrán hacer frente. Por no poder pagar su tratamiento, en dos meses y medio de estar escayolado pudo tratarse diez días. Su único deseo es trabajar y darle un futuro a su hijo, pero tras seis años en España ve su futuro lleno de oscuridad. Si no se regulariza no podrá trabajar, pero no puede hacer frente al gasto que supone intentarlo. Si no salimos de la crisis no ve esperanzas para su futuro y el de su hijo. Nos llama a ayudarnos unos a otros, a ver las necesidades ajenas y a luchar por salir de esta situación.

Un último vídeo con testimonios anónimos nos acercan nuevas realidades. Empresas de integración que se han visto obligadas a cerrar debido a la falta de subvenciones. Situaciones de crisis económica a la que se suman períodos de mala salud y falta de acceso a la sanidad. Recortes en educación que ponen en la calle a maestros e impiden la contratación de nuevos trabajadores. Titulados universitarios que no pueden acceder a un empleo por falta de experiencia o exceso de cualificación. Buena gente que se ve privada de una oportunidad para trabajar y salir adelante pero que no renuncia a la esperanza y la buena fe. Médicos que ven día a día cómo llegan niños con diarreas a la consulta porque sus padres no pueden comprarles leche adecuada. Horarios de trabajo excesivos y exigencias fuera de toda lógica. Frustración por no poder hacer nada para ayudar a los seres queridos…

Para finalizar el tiempo en el salón de actos, don Manuel se dirige a nosotros. Nos habla desde la conciencia de la situación y el compromiso con los casos de injusticia. Nos insta a ver estas experiencias desde la fe: ésta nos hace ver a los demás como hermanos que sufren y necesitan nuestro apoyo, imagen viva de Dios, independientemente de su condición, nacionalidad, opinión o creencia. “¿Cuando te vimos hambriento, sediento… y no te socorrimos? Cuando no lo hicisteis con uno de estos pequeños”. Jesús mismo nos llama a comprometernos con las realidades de nuestros prójimos. La Iglesia de fe es samaritana que vive la caridad. “Sin la caridad, la fe se queda sin fruto; la caridad sin fe es una llama vacilante”. Clara llamada a vivir la fe con compromiso y el compromiso como camino de fe fruto de la voluntad de Dios. Los creyentes hemos de asociarnos entre nosotros y con otras asociaciones para entrar en la realidad ajena y hacer de cada vida una imagen del deseo de Dios de que todos seamos felices viviendo en el amor. El mensaje cristiano ha hecho mucho en el camino de la caridad. Y ya, con algo de prisa por el retraso en el horario…

Javier nos cuenta lo siguiente:

"En el recorrido de este gesto a través de estos meses, una de las realidades que más se han repetido es el drama de los desahucios. Por eso, en la coordinadora del Gesto hemos tenido claro desde el principio que la acción solidaria debería ir referida a este tema. Hemos barajado varias posibilidades; lo que ya se está haciendo, tanto aquí como en otras diócesis, lo que está suponiendo el trabajo de Cáritas en este campo, la implicación de colectivos de Iglesia en las plataformas de denuncia y de apoyo a los que sufren esa situación, etc. Al final nos planteamos que partiendo de que la respuesta a estas situaciones han de darla las instituciones públicas, nos parecía importante que en esta ocasión, desde la Iglesia apoyemos las propuestas que se llevan adelante desde lo público. Una vez estudiados los distintos procedimientos, nos planteamos que una de nuestras posibilidades es participar en el proyecto “Zaragoza Alquila” de la sociedad municipal Zaragoza Vivienda. Hay mucho que hacer aún para ponerlo en marcha, pero el compromiso del Gesto con D. Manuel, nuestro Arzobispo, es ponernos a preparar de manera conjunta la propuesta concreta en estos meses para poder hacerlo realidad lo antes posible”.
No nos pueden presentar el proyecto en estos momentos debido al gran trabajo que queda por hacer pero nos instan a estar atentos para colaborar en la medida que podamos. Y para concluir el Gesto, Trini nos invita a presenciar una recreación a cargo de Fila Cero en la plaza de La Seo. Un acto cargado de simbolismo en el que se nos anima a, pese a las malas noticias que leemos en el periódico día a día, hagamos “vuestro” lo “nuestro” y sintamos “nuestro pueblo” como “vuestro pueblo”. Y como broche final, una gran verdad: “el Gesto empieza ahora”.

Tomado de Nacho Millän: http://deceroa.wordpress.com/2013/05/11/v-gesto-diocesano-contra-la-crisis/

viernes, 10 de mayo de 2013

El Gesto Diocesano Solidario plantea un Compromiso Solidario Contra los Desahucios y la Exclusión en la Vivienda


Los Rostros de la Crisis protagonistas del V Gesto Solidario

Esta tarde ha tenido lugar en la Casa de la Iglesia el V Gesto Diocesano Solidario contra la Crisis promovido por varias delegaciones episcopales de la archidiócesis de Zaragoza y que, este año, lleva por lema “Primero, los últimos”.
El acto se ha propuesta en dos partes, en un primer momento, dando dado voz a los rostros de la crisis: un desahuciado, un inmigrante, un anciano y un parado. Posteriormente, ya en la plaza, se ha desarrollado el “gesto” propiamente dicho. Un gesto simbólico que quiere mostrar el compromiso de la iglesia católica en Zaragoza a favor de la justicia y de los necesitados.

Presentación del Compromiso Solidario

Javier Celaya, portavoz de la Coordinadora del Gesto Diocesano, fue el encargado de recordar como en el recorrido de este gesto una de las realidades que más se han repetido ha sido el drama de los desahucios. Por ello en la coordinadora del Gesto hemos tenido claro desde el principio que la acción solidaria debería ir referida a este tema. Hemos barajado varias posibilidades; lo que ya se está haciendo, tanto aquí como en otras diócesis, lo que está suponiendo el trabajo de Cáritas en este campo, la implicación de colectivos de Iglesia en las plataformas de denuncia y de apoyo a los que sufren esa situación, etc.

Finalmente, y teniendo en cuenta que la respuesta a estas situaciones han de darla las instituciones públicas, nos ha parecido importante, en esta ocasión, que desde la iglesia apoyemos las propuestas que se llevan adelante desde lo pública. Analizadas diversas posibilidades nos parece que la alternativa más viable es materializar nuestro compromiso a través de “Zaragoza Alquila” y del Plan de Emergencia contra la Exclusión Social, que el Ayuntamiento de Zaragoza gestiona a través de la sociedad municipal Zaragoza Vivienda.

Una participación que contempla tres líneas:
  •          aportación económica para facilitar alojamientos a un coste asequible a aquellas personas y familias en situación de vulnerabilidad social,;
  •          aportación de viviendas para incorporar a la bolsa de alquiler social
  •          creación de un grupo voluntario de información, apoyo y seguimiento de este proyecto

 Para ponerlo en marcha queda ultimar detalles y documentarlo oficialmente, pero el compromiso del Gesto con el Arzobispo D. Manuel Ureña, es ultimar de manera conjunta la propuesta concreta de manera que pueda hacerse realidad lo antes posible. 

Una vez se concrete el proyecto desde nuestra Diócesis, se presentara de manera pública y se pondrán en marcha actividades de difusión y sensibilización. 

Visión del Salón de Actos durante la presentación del Gesto Solidario 2013


jueves, 9 de mayo de 2013

LA IGLESIA CATÓLICA DE ZARAGOZA DA VOZ A LOS ÚLTIMOS


Con un sencillo Gesto Público la iglesia diocesana quiere transmitir una mirada creyente ante las situaciones de crisis vividas por jóvenes, adultos y ancianos

CONVOCATORIA DEL ACTO
Día: 10 de mayo
Lugar: Salón de actos de la Casa de la Iglesia (Pza. La Seo, 6)
Organizan: Delegaciones Episcopales del Arzobispado de Zaragoza
19h: Los Rostros de la Crisis e Intervención del Arzobispo.
20.15h: Acto público y compromiso en la Plaza de la Seo.



Mañana, 10 de mayo, tendrá lugar en la Casa de la Iglesia el V Gesto Diocesano Solidario contra la Crisis promovido por varias delegaciones episcopales de la archidiócesis de Zaragoza y que, este año, lleva por lema “Primero, los últimos”.
Por quinto año consecutivo, la iglesia católica en Zaragoza se lanza a la calle para demostrar su lucha contra las injusticias y su apoyo a los más desfavorecidos organizando el Gesto Solidario contra la Crisis. Tendrá lugar mañana viernes, 10 de mayo, a las 19.00 horas en el salón de actos de la Casa de la Iglesia (Pza. La Seo nº6) y contará con la presencia del Arzobispo de Zaragoza, D. Manuel Ureña Pastor.
El V Gesto Diocesano tiene como lema “Primero, los últimos”. Por ello, el acto de mañana viernes consistirá en “dar voz” a los últimos. En primer lugar, a través de varios testimonios de personas que están sufriendo situaciones muy complicadas de paro, de desahucio etc. Tras una pequeña intervención de Monseñor Ureña, Arzobispo de Zaragoza, el acto cambiará de forma y de espacio.
En segundo lugar, en torno a las 20:15 horas, las delegaciones encargadas de la organización del V Gesto han preparado un acto público en la Plaza de La Seo. Con una escenografía impactante se quiere simbolizar la esperanza y el compromiso solidario que desde la iglesia se quiere dar a esa complicada situación y a sus víctimas. El V Gesto Diocesano Solidario finalizará con un compromiso en firme de la Iglesia Zaragozana para apoyar a los “últimos”.
Coordinadora del Gesto Diocesano

La coordinadora del Gesto Diocesano es un compromiso de las Delegaciones diocesanas y de aquellos movimientos y asociaciones que han querido sumarse durante estos cinco años.  Desde el principio se ha trabajado en la búsqueda de alternativas  concretas que den respuesta a las situaciones de carencia o necesidad de nuestro entorno y, en particular, impulsando y apoyando proyectos comunitarios de implicación y de transformación. A día de hoy, la coordinadora del Gesto está formada por las siguientes delegaciones diocesanas: Apostolado Seglar, Enseñanza, Pastoral Juvenil, Pastoral Penitenciaria, Pastoral Obrera, Cáritas, Manos Unidas, Consejo de Acción Católica (HOAC, JOC, Profesionales Cristianos, Movimiento Rural Cristiano y Acción Católica General) y, como novedad, en este curso se han incorporado miembros del Centro Pignatelli. 

martes, 19 de marzo de 2013

Crónica de la vigilia del Gesto Diocesano


El pasado viernes 15 de marzo tuvimos la oportunidad de vivir la vigilia de oración organizada desde la comisión del V Gesto Diocesano Solidario (contra la crisis). Fue un espacio de oración y concienciación compartido por un gran número de gente que llenó la iglesia de San Miguel.
Desde la oscuridad que nos permitió ver la realidad, hasta la claridad de la decisión por actuar, y pasando por juzgar la realidad desde la luz del Evangelio, cada momento estuvo cargado de significado con el objetivo de mover los corazones hacia un nuevo mundo en el que nadie sufra la injusticia.

Ver

“Rasgad vuestros corazones, no vuestras vestiduras”
Palabras que resuenan aún en nuestros oídos como una llamada a la auténtica caridad. Así dábamos comienzo a una hora en la que íbamos a reflexionar sobre la crisis que estamos viviendo, sobre nuestro papel en ella y sobre el camino que en esta Cuaresma estamos recorriendo.
Una presentación nos hacía ver las causas y consecuencias de esta crisis que a tantos y tanto está afectando. Siete jóvenes nos leyeron los testimonios de siete personas cuya vida ha cambiado por la crisis. Distintas realidades, diversas situaciones, pero con la misma raíz: la persona no es el centro de la sociedad sino el dinero, y así tarde o temprano los más desvalidos acaban pagando las consecuencias.

Juzgar

“¿Y quién es mi prójimo?”
Pregunta recogida en el evangelio de Lucas que recibe como respuesta por parte de Jesús la parábola del samaritano. Desde la primera vez que se escuchó, esta historia es un grito a la humanidad exhortándola a abandonar lo propio para buscar el bien del hermano. Prójimo es, según este fragmento, “el que usó de misericordia con él”. Seamos nosotros prójimos de los necesitados.
En un tiempo de interiorización fuimos oyendo ecos de lo que Jesús nos había dicho con la parábola que habíamos escuchado:
            “Lo principal de la caridad es el amor a los pobres y la misericordia y compasión con los semejantes” (San Gregorio)
            “Cumple la justicia y tendrás paz, a fin de que se besen la justicia y la paz. Si no amas la justicia, no tendrás paz, pues ambas se aman y abrazan, son amigas. Porque todos quieren la paz, pero pocos aman la justicia” (San Agustín)
            “Para todos ha sido creado el mundo que unos pocos ricos os esforzáis en defender para vosotros” (San Ambrosio)
            “La Iglesia lo ha vuelto a afirmar solemnemente en el último concilio: la persona humana es y debe ser el principio, el sujeto y el fin de todas las instituciones” (Octogesima adveniens 14)

Con estas palabras vibrando aún en nuestro interior fuimos testigos de cómo los jóvenes que antes nos habían traído los testimonios de las personas afectadas por la crisis acercaban ahora la cruz hasta el altar. Un vídeo nos ponía en canción del significado de este gesto y Santi Aparicio, que presidió la vigilia, le puso palabras:

video
Ver vídeo
           
“Conocemos los rostros de los que sufren. Los vemos cada día y queremos ser como el samaritano: no podemos pasar de largo pues para nosotros son el propio Cristo.

La cruz, para los cristianos, es símbolo de sufrimiento y también de la presencia de Cristo; es muerte pero sobre todo es vida. Dios se implica y compromete por medio de nosotros. Esta noche reconoceremos las historias de las víctimas de la crisis y pondremos sus nombres a los pies de la cruz. Nos hacemos cargo de su sentimiento y los presentamos al Señor.

Somos cristianos: NO PASAMOS DE LARGO. Reconocemos en el que sufre a Jesús y actuamos, se lo presentamos a Dios en la cruz de la vida.”

Cada uno, haciendo revisión de las situaciones de pobreza que ve a su alrededor, escribió los nombres de las personas que viven en esas condiciones y que conoce en un post-it y los presentó ante el Señor. Un pequeño símbolo que muestra el compromiso personal de actuar en el mundo para hacerlo nuevo y justo.



Actuar

De nuevo, Santi habló a los corazones:
         
“Ojos abiertos, oídos atentos para dejarnos iluminar y con las manos tendidas para levantar. No nos quedamos en buenas intenciones: nuestro compromiso tiene que estar y está con los necesitados.”

Como signo de dicho compromiso entonamos todos unidos una oración escrita por Florentino Ulibarri, “En el reverso de la historia”, en la que confirmamos nuestro deseo de buscar, encontrar, ver, descubrir, acoger y abrazar a Dios en las familias desahuciadas, en los jóvenes sin futuro y sin esperanza y en tantas y tantas situaciones que necesitan de su presencia.

Finalizamos la vigilia haciéndonos conscientes de que el encuentro que buscamos ha de producirse en nuestra vida de cada día. En ella tendremos que proclamar con nuestro testimonio de solidaridad y amor que la cruz ha triunfado sobre la muerte y que el Reino de Dios está ya en medio de nosotros.
Antes de terminar, recibimos una invitación: la de participar en los actos que se realizarán el 10 de mayo a las 19’00 en el salón de actos de la Casa de la Iglesia. Comparten el espíritu de la vigilia y pretenden acercarnos a la realidad de las víctimas de la crisis, servir como signo de denuncia y proponer un compromiso concreto relacionado con estas situaciones. Tras agradecer a todos la asistencia, al equipo del Gesto Diocesano el trabajo realizado y al coro su maravillosa labor acompañando la vigilia, cada uno volvió a su realidad del día a día con el compromiso y la voluntad de hacer de este mundo un lugar de justicia, caridad y amor.


Nacho Millán

sábado, 9 de marzo de 2013

Vigilia de Oración. Gesto Solidario Diocesano


V GESTO  SOLIDARIO DIOCESANO  (Contra la Crisis)
COMISIÓN-VIGILIA

                A las Parroquias, Comunidades y Movimientos
               de la Diócesis
      
Queridos hermanos: A estas alturas, suponemos que muchos de vuestros fieles ó compañeros de equipo, habrán ya reflexionado el Cuestionario y escrito alguna que otra postal, que sobre el GESTO os enviamos allá por Noviembre-Diciembre.

Ahora, en la CUARESMA cristiana, os hacemos llegar el cartel de la Vigilia de Oración que sobre el tema hemos preparado:

Vamos a mirar a Jesús crucificado en cada uno de los rostros que lloran, en cada una de las victimas inocentes que sufren y padecen las consecuencias de esta crisis y de las respuestas injustas que la agravan. Queremos quitarnos la tentación de sentirnos inocentes y preguntarnos y respondernos,  a semejanza del Evangelio: Señor, ¿Cuándo te vimos parado, desahuciado, emigrante, enfermo o encarcelado y fuimos a verte?

Esperamos que acudáis  e invitéis a acudir a rezar esta Crisis que sufrimos, a todos los fieles y compañeros de vuestras parroquias  y Movimientos

         Será en S. Miguel, el viernes día 15 de Marzo, a las 8´30 de la tarde

Un saludo fraterno del
                                              
                                             Equipo de preparación de     
                                             la Vigilia


domingo, 13 de enero de 2013

La Iglesia en Zaragoza contra la crisis


Por quinto año consecutivo, la Iglesia en Zaragoza realiza en Gesto Solidario Diocesano contra la Crisis, y que este curso 2012-2013, dentro de la perspectiva global “La crisis, tiempo de esperanzas y alternativas” tiene como tema “Primero, los últimos”, con el que pretendemos subrayar dos ideas:
-          El ideal de justicia divina del Reino de Dios que nos enseña Jesús de Nazaret, tan sorprendente y alejada del actual modelo humano, que retribuye por igual a todos los jornaleros (Mt 20, 1-6) pues “los últimos serán los primeros y los primeros serán los últimos”.
-          La idea de que hoy “otro mundo es posible, desde los últimos”
Para desarrollar el gesto hemos diseñado un proceso sencillo, que facilite que muchas más personas se impliquen y compliquen en esta simbólica, pero importante tarea, en la que como Iglesia, como Pueblo de Dios, marchamos junto a la humanidad, escuchando sus gritos, sus angustias, sus esperanzas…
Una forma de participar es mediante una tarjeta con la que queremos conocer y dar a conocer los rostros de las víctimas de la crisis. Es esta:


Y solicitamos nos remitáis en la misma un hecho que exprese cómo os afectan personalmente o en su caso a alguna persona que conozcáis, las medidas que se están adoptando para resolver las consecuencias de la crisis. (Además agradeceríamos lo hicierais extensivo a personas cercanas, se consideren o no creyentes, para obtener un mapa mucho más amplio. Al finalizar el gesto podremos utilizar estas tarjetas para algún símbolo.

Podéis remitir vuestras tarjetas a: gesto.buenasnoticias@gmail.com
El gesto continuará con una vigilia de oración, a partir de esos rostros que vayamos recibiendo (en principio está previsto  el viernes 15 de marzo de 2013, a las 20'30, en la parroquia de San Miguel de Zaragoza –Plaza San Miguel-) y allá a mediados de mayo con una acto de y un gesto público de denuncia y anuncio.
Tu aportación nos ayuda….

miércoles, 19 de diciembre de 2012

Carta del Arzobispo de Zaragoza


Zaragoza, 30 de noviembre de 2012

Muy queridos hermanos:

Nos estamos preparando para llevar a cabo, en el próximo mes de mayo, el quinto gesto diocesano solidario contra la crisis.
La crisis económica actual, debida, ciertamente, a factores de muy diversa índole, se está intensificando de modo alarmante.
No cabe duda de que las medidas que se vienen tomando son necesarias. Pero hay algo flagrante, algo que está ahí, delante de nosotros y que pide se haga justicia. Es el inmenso clamor de las víctimas de la crisis. ¡Cuántas víctimas! ¡Cuántas personas caídas y dejadas al borde del camino como en el caso de aquel hombre que bajaba de Jerusalén a Jericó y que fue asaltado por los bandidos!
En el quinto gesto diocesano contra la crisis los católicos queremos levantar nuestra voz, con todos los hombres de buena voluntad, en favor de los abatidos por la crisis y proponemos seguir siendo, con todos los que ya lo son y otros que vendrán, buenos samaritanos.
No pasemos de largo ante los rostros de los heridos por la crisis. Hagámonos cargo de su realidad; carguemos con esta realidad, llevémosla a cuestas, identifiquémonos con ella; y, asumida en nuestra vida la realidad de los maltratados por la crisis y con frecuencia olvidados, encarguémonos de ella, busquémosle soluciones.
"Primero, los últimos". Así reza el lema del gesto. Un lema que es todo un programa.

Vuestro obispo,
X Manuel Ureña Pastor, Arzobispo de Zaragoza